Feliz Día Profesores…Maestros y Amigos

Feliz Día Profesores…Maestros y Amigos

En esta jornada todo nuestro país celebra el Día del Profesor. Este es un momento oportuno para  saludar y dar las gracias a todos los educadores que han sido parte de nuestra formación, indistintamente la edad, profesión o trabajo que tengamos. Nuestro saludo  a quienes nos invitaron a explorar  los mundos del saber, a quienes nos ayudaron a ser una mejor persona y a quienes nos invitaron a comprometernos en la construcción de un mundo mejor.

Pero considerando que también soy profesor y formo parte de una comunidad docente, un gran abrazo fraterno para todos los educadores de la Fundación Educacional El Salvador y a los amigos y amigas que se han generado durante el tiempo a pesar de la distancia.

Pero no es suficiente saludar a los que fueron y a los que son educadores, es conveniente saludar también a todos los jóvenes que ya  tienen en su corazón la llama de la docencia y se encuentran en algún cuarto medio o en alguna casa universitaria de nuestro país. A ellos mi invitación para que vivan a todo pulmón su vocación.

Se Necesitan Educadores

Se necesitan hombres y mujeres para la noble misión de enseñar a las nuevas generaciones
a navegar por el mar del conocimiento.

Se necesitan educadores que quieran ser maestros
y que estén dispuestos a recorrer el camino del discípulo;
que quieran construir un mundo nuevo
y que estén dispuestos a reconstruirse una y otra vez cuando se derrumben las creencias.

Se necesitan educadores que sepan estar a la altura de su tiempo.
Capaces de escuchar las pequeñas historias de sus estudiantes
y capaces de contar historias heroicas para engrandecer sus almas.
Se necesitan directores de orquesta
para que niños y jóvenes puedan interpretar con maestría
su propia melodía en el gran concierto de la vida.

Se necesitan profetas de buenas noticias
para los niños y jóvenes que están fuera del círculo de bienestar social.
Que se conmuevan ante la miseria
y reaccionen con pasión curando heridas, secando lágrima de quienes caminan en desventaja.
Qué opten por la promover la dignidad de todos
fortaleciendo a los débiles y enriqueciendo a los pobres.

Se necesitan testigos de ideales y causas nobles
que se revelen contra el conformismo y la falta de sentido.

Se necesitan educadores de convicción en el aula, en el patio y en la calle.

Capaces de creer cuando todo parece incierto
generosos para amar cuando nadie tienda una mano
dispuestos a esperar cuando nada  parezca llegar.

Se necesitan educadores insatisfechos consigo mismo,

amantes de las altas cumbres.
maestros de vida
ingenieros de las nuevas soluciones;
expertos en su ciencia;
guerreros contra el conformismo;
testigos de la vida con sentido
navegantes en el mar del conocimiento.

Se necesitan educadores…¿Alguien se ofrece?

Roberto Soto Molina.

roberto.soto@fees.cl