Con desayuno conjunto y la confianza en dar una buena prueba, los alumnos de la Escuela N° 1, dieron su Simce. 

En distintas jornadas y con gran entusiasmo de los alumnos y compromiso de parte de los docentes y asistentes de la educación de la Escuela N° 1, se desarrolló la Prueba Simce, (Sistema de Medición de los Resultados de Aprendizaje)

La prueba rendida por los alumnos de Segundo, Cuarto y Sexto Básicos, tuvo una especial planificación, puesto que los alumnos llegaron a su colegio y pudieron compartir un rico desayuno y después regresar a su sala de clases a desarrollar las evaluaciones en las distintas áreas.

Optimismo

Uno de los aspectos a destacar en establecimiento, fue el optimismo, reflejado en los docentes y alumnos. Así, el profesor de la especialidad de Lenguaje Daniel Barrera destacó que espera un buen resultado de los alumnos. “Esta es la culminación de un proceso largo. Durante todo este año hemos avanzado y siento que veremos reflejado el trabajo desarrollado en este proceso, particularmente hablo de mi asignatura Lenguaje y Comunicación, puesto que hemos hecho un trabajo a conciencia y creo que el resultado debería ser bueno, puesto que todas las estrategias y habilidades que se podían desarrollar, se han trabajado a conciencia”.

Por su parte la profesora Jefe del 6° C, Nelly Sepúlveda, destacó el entusiasmo de los alumnos al rendir la prueba. “Nuestros alumnos están motivados, llegaron muy temprano y están ansiosos por esta prueba, con ganas de dar los mejor de ellos para poder obtener buenos resultados”.

En tanto la Directora del Tercer Ciclo Teresa Rojas, destacó que este trabajo se vincula con un proceso. “Yo estoy optimista, siento que los resultados no deberían ser malos y desde esos resultados, debemos comenzar a trabajar para el próximo año, y así implementar las estrategias que nos deberían mejorar en el tiempo”.

Alumnos concentrados                                                                                                           

En el desayuno cada alumno reflejaba la forma en que se vive este momento. Muchos de ellos muy tranquilos, otros concentrados a la espera de la evaluación, pero todos muy comprometidos con este proceso. Tomás Soto, alumno de Sexto año, manifestó la confianza en sus capacidades. “Me siento bien, preparado para dar esta prueba. Hemos estudiado en la escuela y en la casa, para dar una buena prueba”.

Por su parte Martín Cepeda, alumnos de Cuarto básico, señaló. “No estoy nervioso, creo que el desayuno que nos dieron nos ayuda mucho, porque nos concentramos más”.

Finalmente Cristian Pérez rector del establecimiento, destacó la importancia de este tipo de evaluaciones. “Las pruebas como el Simce, nos permiten conocer el estado actual de los aprendizajes de nuestros alumnos y desde ahí, implementar las mejoras que nos permitan seguir avanzando”.

simce 2

simce 3

Comunicaciones Fees