La jornada estuvo marcada por hermosas degustaciones por parte de padres y apoderados, además del lucimiento de los estudiantes en lindas presentaciones artísticas.

La Expomar de la Escuela de lenguaje Ayllú, es una tradición de calidad y compromiso, en donde se conjugan de gran manera, la puesta en escena de una brillante muestra gastronómica alusiva al mar por parte de los padres y apoderados del mencionado centro educativo, con el talento de los estudiantes, que en la jornada, lucen sus mejores vestimentas al tono y deleitan a los presentes con lindas interpretaciones artísticas, todo lo anterior, magistralmente acompañado por el talento y la gracia de las educadoras de la tradicional Escuela de El Salvador.

Por cierto, como cada año, las alegres tías del centro educativo llevan la batuta de la animación y la gracia con disfraces al tono con la jornada, siendo en muchos casos, el foco grato de atención de los presentes, quienes ven en este tipo de actividades un momento de recreación y cultura.

Tradición

Cabe tener presente que para la comunidad educativa y para los asistentes a esta grata muestra, ya es una tradición disfrutar de un momento especial. En ese contexto, la Rectora del centro educativo Yubitza Carvajal destacó. “Estamos culminado el mes del mar con esta Expomar, que ya es una tradición en nuestra ciudad. Orgullosa de la participación de los padres y apoderados, puesto que son ellos los que preparan las ricas degustaciones para el público. También valorar el trabajo de nuestros estudiantes y las educadoras, pues se lucieron con esta hermosa presentación”.

En la jornada un protagonismo especial tuvieron los alumnos y alumnas, que durante semanas prepararon con gran dedicación la hermosa presentación. Así, la alumna Magdalena Collao destacó. “Fue muy bonita la actividad. Yo quiero ser Bióloga Marina cuando grande, por eso me encanta todo lo relacionado con el mar”, destacó.

Finalmente Jocelyn Araya, representante del Centro General de Padres y Apoderados del centro educativo destacó. “Esta es una actividad única de participación y compromiso y refleja lo que es nuestra Escuela Ayllú para nosotros. Nos pudimos organizar con todos los padres y apoderados que en gran número quisieron estar presentes en la actividad”.

De esta manera, uno de los eventos más esperados por la comunidad deleitó a todos, dejando en claro que con participación, esfuerzo y dedicación todo se puede alcanzar.