Las calles de El Salvador se iluminaron la noche del 22 de diciembre con los carros alegóricos de los diferentes estamentos de la división y sus empresas contratistas.

Muchos niños y niñas, junto a sus familias, salieron para ver la linda y colorida caravana que fue entregando alegría y magia en esta navidad a cada uno de los hogares del último campamento minero.


El recorrido que empezó desde portal del inca y llegó hasta la plaza de la república, pasó por el frontis de la Escuela N°1, el establecimiento educacional más antiguo de la ciudad.

 

Comunicaciones FEES