Evento organizado por la FEES, concentró a cientos de personas en la Plaza de la República.

Una Feria del libro, con disfraces y gran puesta en escena; un cuento con sabor a chocolates, que deleita a todos; un Chocolate poético, que sirve de inspiración  a los más pequeñitos; una declamación que emociona. Todo lo anterior, matizado por la presentación  de una gran banda de Jazz. Eso fue lo que se vivió en la Plaza de la República de la ciudad de las avenidas anchas, en el contexto de la finalización del mes del Libro, organizado por la Fundación Educacional El Salvador.

Por cierto, cada uno de los centros educativos de la FEES, entregó lo mejor de las actividades desarrolladas durante el mes, generando la admiración  de la comunidad en general, que en gran cantidad, acudió a presenciar un lindo espectáculo, realizado con mucho esfuerzo por los educadores, padres y apoderados, que tuvo como protagonistas centrales a los alumnos y alumnas.

Comunidad

Cabe tener presente que en esta jornada en la que la Fundación Educacional El Salvador hizo extensiva a la comunidad, sus actividades en el contexto del mes del libro, se observa el compromiso y trabajo de docentes, asistentes del a educación, padres y apoderados y el resto de los integrantes de la comunidad educativa, situación que fue valorada por la Directora Ejecutiva de la FEES Jiona Chiang. “Es muy grato ver a toda la comunidad involucrada en este tipo de actividades, en las que quisimos mostrar lo que están haciendo nuestros centros educativos para celebrar el mes del libro, puesto que la participación de padres, apoderados, docentes, asistentes de la educación y por supuesto, de nuestros estudiantes, es el reflejo de lo que queremos como Fundación”.

Por su parte el Gerente General de Codelco División Salvador Christian Toutin, valoró este tipo de eventos en los que se involucra a toda la comunidad. “Es una actividad muy plena en lo familiar y que reúne a la sociedad salvadoreña por completo. Además, este tipo de jornadas  es muy importante para resaltar el símbolo de la familia en los hogares, mostrando junto con ello,  lo que se está haciendo en los distintos colegios de Fundación. Para mí en lo particular tiene un gran valor sentimental, pues me recuerda las actividades en las que participaba con mi hijo”, finalizó.