Dada la situación que está viviendo nuestra Región, debido  a la abundancia de roedores, informamos:

 

A.- Antecedentes

  1. En primer término señalar que no se ha oficializado por parte de la autoridad competente, en este caso el Ministerio de Salud, la existencia de una plaga de roedores que afecte a la Región de Atacama y por ende a nuestra ciudad.
  2. No obstante, existe una abundancia de especies debido a la situación climática que nos afectó (aluvión, desierto florido y mayor forestación). Esto originó la escasez de insectos en diversos sectores y la “Laucha de Dunas” originaria de Punta de Choros en la Región de Coquimbo, se trasladó a nuestros alrededores, puesto que se alimenta de insectos.
  3. Se trata de un roedor que por sus características, difícilmente hará su nidación en entornos cercanos al ser humano.

 

B.- Medidas

  1. En virtud de lo expuesto anteriormente, se inició en el verano un control preventivo de roedores, el que continuará durante el semestre.
  2. De esta manera, se instalaron cebaderas en distintos espacios de los recintos educacionales: patios, bodegas, perímetros y otros. Estos elementos fueron retirados antes del inicio de clases, para evitar el contacto con nuestros alumnos y alumnas.
  3. Junto con lo anterior, se realizó la limpieza de distintas áreas, ya que para que el tratamiento cumpla su objetivo, es fundamental el aseo y el orden.
  4. Además, se desarrolló una sanitización, que busca un control de gérmenes en baños, camarines y duchas, teniendo presente el resguardo de la integridad de nuestra comunidad educativa.

 

C.- Sugerencias  para la familia

  1. Es ideal conversar del tema en familia, pues será común que se vean roedores y estar informados es un muy importante.
  2. En el caso que un alumno vea una especia (viva o muerta), debe llamar a personal del establecimiento, el que seguirá el protocolo de contacto con el especialista, quien extraerá el roedor y sanitizará las áreas en las que pudo haber estado el animal, procediendo al servicio de control preventivo. De encontrarse en casa, el menor debe llamar a un adulto.
  3. Todo ser vivo, ya sea por sus fecas u orinas, puede transmitir algún tipo de malestar o enfermedad, por lo que se recomienda mantener el aseo y el orden, aplicando cloro en dosis baja diluido en agua, en rincones tanto en el interior como en el exterior de su
  4. De esta manera, informados y teniendo presente las recomendaciones, podremos aportar al control de esta situación.

 

 

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES

FUNDACIÓN EDUCACIONAL EL SALVADOR