Con reencuentro de amigos, la despedida de los papitos a los más pequeñitos que iniciaban su camino y la alegría de todos por volver a clases, se inició el año escolar en El Salvador.

Muchos llegaron tristes, algunos con llanto dejaban a su madre o a su padre en la puerta y debían comenzar un nuevo desafío en la educación; los más pequeñitos llegaban al su jardín o su escuela al primer día de clases. Otros, la mayoría, estaban felices y se escuchaba uno que otro relato de las aventuras de las vacaciones. Así, con muchas ganas y un espíritu renovado, la Fundación Educacional El Salvador, inició un nuevo año escolar en la ciudad de las avenidas anchas. Y fue la propia Directora Ejecutiva Jiona Chiang, quien entregó su saludo en cada uno de los centros educativos, destacando que el camino debe iniciarse con todas las energías. “En un gran placer y honor, dar inicio al año escolar 2017. Espero que nuestros padres y apoderados puedan involucrarse en esta labor que estamos realizando, para logar las metas que nos trazamos el presente año. Desear además, todo el éxito a nuestros educadores, pues confío en su profesionalismo para cumplir con los desafíos que hoy enfrentamos”.

La destacada profesional de la educación, también dedicó un momento para reflexionar en torno al rol de los estudiantes en este proceso. “El siglo XXI es muy competitivo y desafiante para nuestros estudiantes, son ellos los encargados de marcar el rumbo de la sociedad y es tarea de todos poder lograr entregar las herramientas para que nuestros alumnos y alumnas desarrollen sus potencialidades”.

Búsqueda de caminos

Por su parte la Rectora del Liceo Diego de Almeida Pilar Jeldres, enfatizó en su discurso, el rol que deben cumplir los estudiantes en este proceso. “Busquen desarrollar todos sus talentos, alcanzar su felicidad. Sean inquietos, desafiantes, tengan un afán crítico ante la vida, pero no pierdan nunca de vista el respeto por ustedes y por los demás, pues en el respeto está la clave para ser mejores personas”.

Finalmente Guillermo Cortés destacó  el trabajo que pretenden desarrollar para el presente año. “Ya hemos consolidado distintos procesos en nuestro establecimiento y la obtención de la Excelencia Académica debe marcar el camino. Procuraremos asumir nuevos desafíos en los académico y formativo, fortaleciendo el vínculo con los padres y apoderados de nuestra escuela, para alcanzar nuestros objetivos”.