Hermosa despedida a los alumnos de Cuarto Medio del Liceo Diego de Almeida de El Salvador.

 

Una mañana distinta se vivió en las aulas del Liceo Diego de Almeida en el Salvador. La nostalgia; la pena por dejar atrás cuatro hermosos años; la felicidad de saber que son especiales. Esos y muchos sentimientos experimentaron los alumnos de Cuarto Medio, que este viernes tuvieron su último día de clases.

Y es que desde muy temprano, el equipo de Orientación, liderado por Tania Paz, en compañía de los profesores jefes, comenzaron a preparar lo que sería la última mañana, o como lo diría una de las alumnas, “esto ha llegado a su fin, la canción ya termina”.

Recuerdos

Después de un rico desayuno, se vivieron momentos hermosos, cuando Jonathan Sáez, Raquel Medina, Josefina Yanssen y Luis Rivera, profesores jefes de la generación 2016, dieran a conocer sus palabras.

Momentos sentidos, en que cada uno dio rienda suelta a sus sentimientos, a las emociones por el paso a una nueva etapa, pero por sobre todo, por el cierre de una muy especial. La docente Raquel Medina, destacó el valor de la formación de buenas personas en estos años. “Estoy contenta, este es el fruto de un trabajo de cuatro años, en donde el equipo docente ha entregado todo para poder formar buenos seres humanos, puesto que eso es lo verdaderamente importante”.

Por su parte la rectora del establecimiento Sandra Gajardo, destacó. “Estoy feliz por cerrar una etapa, también porque nuestros alumnos se reconocen como una generación buena, respetuosa y eso es siempre valorable”.

La orientadora Tania Paz, no ocultó su satisfacción por el trabajo realizado durante la jornada. “Estoy feliz, con muchas emociones, puesto que estos ritos marcan la vida de los alumnos. Hemos tratado durante este año hacer cosas distintas para ellos y esperamos que se sigan manteniendo durante muchos años”.

Somos especiales

Luego vino el turno de los presidentes de curso, quienes en discursos preparados y otros improvisados, dejaron el claro la pena por dejar atrás el liceo, ese lugar especial en donde compartieron hermosos momentos. Para el alumno Sergio Navea, la mañana fue muy emocionante. “Me parece muy lindo y emocionante, puesto que hemos recordado momentos especiales con nuestros compañeros”.

Por su parte Catalina Quinsacara, destacó. “Estoy emocionada, tengo mucha nostalgia, porque es un momento especial, lleno de recuerdos y de cosas lindas que vivimos”.

En tanto Vania Zepeda, destacó. “Es muy triste porque muchos de nosotros llevamos muchos años juntos, pero sabemos que seguiremos siendo amigos”.

Camila Cristi, una de las alumnas del Cuarto Técnico Profesional, fue enfática en agradecer a todos. “Muy emocionada con los compañeros, agradecida de mis profesores y de los papás, que gracias a ellos hemos alcanzado este logro”.

El camino al destino

La ceremonia terminó, cuando los profesores pasaron lista a sus alumnos. En ese momento se retiraron del salón y emprendieron rumbo a su futuro, al mundo que se abre con muchas oportunidades. Al final del recorrido, acompañado por docentes y alumnos, los esperaban sus padres, sus tías, sus abuelos, la familia. Las personas que saben que el camino es largo, arduo, pero que con amor, dedicación, con alegría por hacer cosas maravillosas, todos los caminos serán más agradables… suerte a cada uno de los alumnos del LDA, generación 2016.

img_8029img_8033img_8042

 

 

img_8046img_8047img_8048img_8049img_8054img_8055img_8057img_8059img_8062