En una emotiva ceremonia, los talentos salvadoreños fueron distinguidos por el desempeño en diversas competencias en las que se destacaron.

Padres y apoderados orgullosos por lo que sus hijos han alcanzado, rostros de estudiantes llenos de alegría que incluso llegaban a las lágrimas. Esas fueron las emociones vividas en la Primera Premiación Deportivo-Académica, realizada por la Fundación Educacional El Salvador, que buscó destacar a los talentos locales que se desempeñaron de manera exitosa en las distintas instancias competitivas durante el año.

Cabe destacar que fueron cerca de 70 estudiantes de la Escuela N°1 y del Liceo Diego de Almeida, que recibieron el reconocimiento, principalmente al espíritu y al orgullo de representar a la Fundación en las distintas actividades.

La Directora Ejecutiva Jiona Chiang, enfatizó en su discurso. “Por primera vez, hemos reconocido a los estudiantes que han representado a nuestra Fundación. Con su participación en las diversas áreas, han dejado muy  alto el nombre de nuestra institución y eso nos convence que estamos trabajando por el sueño que queremos lograr algún día”.

Orgullo

Así fueron pasando los estudiantes destacados en ajedrez, debate, Handball, básquetbol, muestras científicas, Atacalar, entre otras muchas disciplinas, recibiendo un hermoso galvano, de manos de las autoridades presentes y el cariño y admiración  de todos.

Uno de los estudiantes reconocidos fue Benjamín López Díaz quien se destacó en la competición de Atacalar – Hándbol Masculino – Debate Delibera – Olimpiadas Química. Su padre, Bernabé López indicó. “Para nosotros es un orgullo y también para la ciudad,  y para todos los que estamos en esta linda ceremonia, puesto que se ha  apreciado el potencial de nuestros hijos y eso es tremendamente valorable”.

Trayectoria

Cabe tener presente que otro de los instantes especiales de la jornada se vivió con la entrega del reconocimiento a Arturo Díaz, destacado lazador de la Jabalina, que durante su trayectoria como estudiante de la Escuela N°1 y luego del Liceo Diego de Almeida, obtuvo diversos reconocimientos en competiciones nacionales e internacionales. El atleta destacó. “Me parece muy bonito este reconocimiento y estoy muy agradecido de la Fundación y de los que me han acompañado en este camino. Siento tristeza y emoción porque este es mi último año, pero feliz a la vez, porque me siento preparado para enfrentar nuevos desafíos”, finalizó.