Evento organizado por la Escuela N°1, se tomó el establecimiento con disfraces, ofertas y mucha alegría.

Sin lugar a dudas la tradicional Feria del Libro de la Escuela N°1, es un evento que todos los integrantes de la comunidad educativa esperan. Pero esta vez fue diferente, pues el color, la alegría y la creatividad se tomaron los patrios de la tradicional Escuela de la ciudad de las avenidas anchas.

Por cierto, cada uno de los cursos tuvo un motivo para engalanar su stand. Así, las sirenas, los piratas, las princesas y tantos otros personajes, que dan vida a cuentos e historias épicas, se pasearon por este recinto, que por un par de horas se transformó en un verdadero cuento vívido.

Compartir de forma diferente

Apoderados disfrazados en compañía de niños y niñas, educadores ofreciendo las gangas de sus stand y la comunidad en general unidas en torno a una actividad, es el reflejo de un espacio para compartir de forma diferente, como lo destacó la Rectora del centro educativo, Viviana Corco. “Esta actividad es maravillosa, pues representa una hermosa oportunidad de compartir de manera diferente. A veces en las salas nos centramos en el aprendizaje empírico y este tipo de actividades, en las que se pone en relieve el ámbito social y emocional es cuanto más importante”, valoró.

Por su parte el docente José González destacó. “Me parece que esta actividad como todos los años,  es una hermosa jornada de participación, que refleja una espectacular organización y compromiso por parte del Departamento  de lenguaje”.

En tanto el alumno Lucas Zambra, destacó que, “está bien que la Escuela desarrolle este tipo de actividades, para que los niños puedan leer más y disfrutar de los libros”.

Finalmente el alumno Martin Tirado, destacó la oportunidad que el evento represente, “para conseguir plata para los cursos y también compartir junto al resto de la Escuela”.