Una hermosa jornada que permitió inaugurar además, el Patio pedagógico, pensando en entregar un espacio para el aprendizaje significativo.

 

La comunidad educativa de la Escuela N° 1 comprendió con creces las razones de posponer la Feria del Libro, actividad tradicional del centro educativo que permite a los padres, apoderados y alumnos, poner a la venta, diversos ejemplares usados.

Este año fue desarrollada a la par de la reinauguración del Patio Pedagógico, espacio habilitado para diferentes actividades entre las que destaca un taller de títeres.

En la jornada, el Taller de Teatro “Desierto Florido”, liderado por el profesor Cristian Retamales, se lució con una hermosa obra en la que destacaron los personales de historieta y aquellos que nos llevaron a volar la imaginación  en esos libros de cuentos de antaño.

Junto con ello, los educadores del establecimiento, dieron rienda suelta a todo su talento, al presentar una obra de títeres con un mensaje al cuidado del medioambiente, el que logró captar la atención de todos los alumnos y alumnas.

Acciones

En su mensaje a la comunidad tras el tradicional corte de cinta que dio por inaugurado el espacio, Guillermo Cortés, Rector de la Escuela 1, destacó el sentido que le ha querido dar a la labor que cumplen como educadores. “Hoy en día el mensaje que queremos entregar  es que nos estamos centrando más en hacer las cosas, procurando concretar los proyectos que tenemos en mente y eso requiere del esfuerzo de todo nuestro equipo”, finalizó.