Lo anterior, a propósito de las disertaciones preparadas por los estudiantes del Segundo A, en la asignatura de Lenguaje.

Una actividad entretenida, lúdica, pero no por ello menos exigente, fue la que  vivió  el Segundo A del Liceo Diego de Almeida de El Salvador, a propósito del programa de estudio de lenguaje, puntualmente lo referido a textos expositivos.

En ese contexto, los estudiantes tuvieron una evaluación escrita respecto a la materia, lo que fue complementado con la exposición de las culturas culinarias de distintos países del mundo. Así, los charros mexicanos, el sabor de Italia, el ritmo de Colombia entre otros, se tomaron la sala de clases.

Aprender haciendo

Lo cierto es que los estudiantes gravaron las recetas de cocina en interesantes videos y debieron exponer lo más refinado de la cultura culinaria del país que representaban, poniendo en práctica lo aprendido en clases, como lo destaca Rafael Valdebenito. “Estamos hablando de aprendizajes significativas para nuestros estudiantes, pues ellos aprenden haciendo y eso junto con ser entretenido y lúdico a la vez, se transforma en una experiencia valorada desde el punto de vista académico”.

Para Roberto Araya, uno de los alumnos que expuso sobre la comida china, la clase fue muy interesante. “Esta actividad fue muy novedosa y nos permite conocer algo más de otras culturas y exponerlo a nuestros compañeros”.

Finalmente Constanza Mundaca destacó. “Es muy entretenido poder exponer a nuestros compañeros,  algo diferente respecto de la cultura gastronómica de otros países”.