Padres y Madres emocionados, estudiantes con alegría por finalizar una etapa y también con pena por dejar a sus profesores y la Escuela N°1, fueron la tónica que marcó la titulación de los sextos básicos.

En el evento, de la escuela más antigua del campamento minero, se vivieron diversos momentos simbólicos, donde los estudiantes fueron el centro de la ceremonia donde se les invito a crecer con responsabilidad, conscientes que ellos serán la generación que marcará el destino del país en el futuro. Incluso, en el discurso de la directora (s), Liliana Ramírez, se les llamó la atención por última vez para que se sentaran de forma correcta “porque la columna está en desarrollo”, lo que entre risas fue respetado de inmediato.

Finalmente, uno de los más lindos momentos se vivió cuando al finalizar cada una de las entregas de diplomas para los diferentes cursos, se proyectó las imágenes de todos los niños y niñas desde que llegaron a la Escuela hasta el último año en esta.

Revisa las imágenes de la licenciatura a continuación