7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con diversas muestras de satisfacción y el ánimo en afrontar una nueva etapa, los alumnos fueron despedidos por la comunidad educativa del LDA.

Sin lugar a dudas y pese a que los alumnos continúan el próximo año en el establecimiento, la Licenciatura de Octavo Año, del Liceo Diego de Almeida, marcó un momento muy especial, en esta etapa del año. Lo cierto es que este acontecimiento, marca un hito muy importante en la vida de los estudiantes, el paso formal a la vida de enseñanza media, un tiempo también, que marca el cambio de la niñez a la adolescencia y que representa nuevos desafíos en el horizonte de las personas.

Adaptación a nuevas realidades

Cabe tener presente que esta generación de alumnos se destaca por la capacidad que han tenido para adaptarse a nuevas realidades, situación que  destacó en sus palabras el rector del establecimiento Luis Vega. “Se han debido adaptar a nuevos espacios, nuevos compañeros y docentes, pero hoy han cumplido con esta tarea. Ya son parte de nuestra historia,  y están dando un paso más,  en esta etapa llena de aprendizajes, dando a nuestra institución”.

El rector agregó además que, “comunidad es algo que se construye en conjunto, corrigiendo los errores, poniendo todo nuestro corazón para poder llevar esta idea que estamos emprendiendo, al cumplimiento de los objetivos”.

Finalmente la alumna de Octavo Fabiola Pallauta, destacó los desafíos que debieron enfrentar en este proceso. “Quiero agradecer a Dios por estar acá reunidos, después de un año lleno de dificultades; aluviones, escasez de agua, huelgas, pérdidas de clases y tantas cosas más. Podemos decir que ahora, concluimos otra etapa de nuestras vidas. Hemos superado retos, cambios, experiencias y realidades diferentes, pero el resultado de todo, nos dejó una marca impresa en nuestros corazones”.

34567
2