La caravana multicolor se tomó las principales arterias de la ciudad de las avenidas anchas, llamando la atención de los habitantes de la ciudad.

Gritos, rostros pintados, canciones coreadas por todos, letreros en favor de la protección del planeta  y el entusiasmo de los salvadoreños, fueron los  ingredientes de la Segunda Marcha por el Medioambiente, organizada por la Escuela Nº 1 y que reunió a cerca de 1000 personas, que se comprometieron con el cuidado del planeta, en una jornada llena de alegría.

Por cierto, fueron los alumnos y alumnas del centro educativo, los más entusiastas con la actividad, puesto que se pusieron la camiseta y corearon las pegajosas canciones, que todos aprendieron durante el mes.

Fiesta

Cabe tener presente que en todo momento se vivió una fiesta y los alumnos y alumnas disfrutaron con la zumba y con cada una de las instancias en las que debían participar y manifestarse. En ese contexto la alumna Matilda Ojeda destacó. “Es muy divertido salir a las calles a decirle a la gente que cuide el medioambiente. Lo hemos pasado muy bien con todos los compañeros”.

Por su parte el estudiante Cristóbal Tirado destacó. “Ha sido bueno poder decirles a las familias de la ciudad que cuiden el medioambiente”.

Compromiso

Cabe señalar que en la oportunidad, la Escuela Nº 1, declaró a la comunidad, su compromiso y respeto por el medioambiente, en una actividad llena de simbolismo. Al respecto la educadora María Alejandra Molina indicó. “Esta es la segunda marcha y esta vez salió todo el colegio a manifestarse. Estamos muy contentos por la motivación de los padres y apoderados y el gran entusiasmo de nuestros niños y niñas. Me saco el sombrero por todos, puesto que estamos abriendo las puertas de la Escuela, para que todos participen”.