La Fundación Educacional El Salvador dio el vamos al Año Escolar 2017, en un acto que contó con la participación de diversas autoridades encabezadas por el Presidente del Consejo de Administración Héctor Díaz.

Una hermosa jornada se vivió en El Salvador, con motivo de la Inauguración  del Año Escolar 2017, por parte de la FEES.

En la actividad estuvieron presentes diversas autoridades, encabezadas por don Héctor Díaz Presidente del Consejo de Administración de la Fundación, quien estuvo acompañado de Jiona Chiang, Directora Ejecutiva (s), el alcalde de la comuna de Diego de Almagro Isaías Zavala, el Consejero Regional Gabriel Mánquez, entre otros.

Compromiso

Cabe señalar  que todos los estamentos que conforman la comunidad educativo estuvieron presentes en el evento, situación que fue destacada por don Héctor Díaz. “Hoy estamos todos representados,  presenciando el inicio del año escolar institucional y esto conlleva una responsabilidad y compromiso  muy grande, porque es la oportunidad para que el Consejo puede contactarse con la comunidad Escolar”.

La autoridad profundizó en el compromiso que deben tener todos por alcanzar los objetivos. “El año pasado hicimos una promesa a largo plazo, al presentar nuestros Lineamientos Estratégicos, que tienen que contar  con el apoyo de todas las instancias de la educación. Dicho  objetivo no puede ser más loable, pues nos compromete con la calidad en la educación de nuestros estudiantes, pero además, el desafío que nos impone la sociedad, es formar personas que se desarrollen en distintos ámbitos y que tengan una sólida base valórica”.

Desafíos

La Directora Ejecutiva (s) de la FEES Jiona Chiang, destacó que la generación de redes de apoyo es fundamental para el logro de los objetivos. “Nuestro trabajo también debe estar enfocado en potenciar y fortalecer las redes de apoyo, entendiendo que al ser un lugar tan alejado, el vínculo con organizaciones amigas, puede generar las sinergias positivas que permitan alcanzar los objetivos a corto, mediano y largo plazo”.

Finalmente enfatizó en las aspiraciones y sueños en el camino que se emprende. “Sueño con una Fundación feliz; con niños sonriendo dichosos de aprender, respetándose y respetando a los demás, conscientes de la importancia del cuidado por el medioambiente, con padres y apoderados integrados, dispuestos a colaborar por el bienestar de todos”.