Con la excelencia académica en un 100%, la Escuela N° 1 de El Salvador,  va avanzando en los objetivos trazados y orientados a los alumnos y alumnas.

Sin lugar a dudas el trabajo en equipo y el compromiso con la comunidad educativa, son claves en el avance en los procesos educativos, que han llevado a la Escuela N°1 de El Salvador, a la obtención del 100% de  la Excelencia Académica, situación que plantea nuevos desafíos institucionales y refuerza el trabajo desarrollado.

Hablamos con su Rectora Viviana Corco, quien no duda en manifestar su orgullo y alegría por el trabajo realizado, destacando en primer término que este tipo de logros, obedecen a la labor desarrollada por muchos a lo largo del tiempo. Con la calma e impronta que la caracteriza, tiene palabras de admiración  hacia don Guillermo Cortés, antecesor a su gestión, situación  que habla de la valoración y el respeto por el trabajo del otro.

La profesora de Profesora de Estado en Química y Cs. Naturales de la Universidad de La Serena y Licenciada en Educación en la misma Universidad,  destaca el proceso de evaluación del SNED, enfatizando en el trabajo en equipo. “Este es el fruto del esfuerzo de todos los que somos parte de esta comunidad escolar: alumnos, profesores, asistentes, padres apoderados y todos los que de alguna manera integramos esta escuela. Para nosotros, la felicidad fue inmensa, pero el resultado no fue una sorpresa, por cuanto todo el trabajo realizado el año pasado, apuntó a la superación, valoración y validación  de nuestro trabajo”.

Aprendizaje fue la clave

La Rectora del centro educativo enclavado en una de las avenidas más importantes de El Salvador,  no para de hacer sus labores y mientras nos da la entrevista, contesta el teléfono y revisa algunos apuntes, no sin antes disculparse por las interrupciones. Destaca en su reflexión, que la clave en los procesos fue centrar el trabajo en el aprendizaje de los alumnos. “Todo se vinculó para que fuese el aprendizaje de los alumnos y alumnos el centro de nuestro trabajo. El trabajo en equipo, el cambio de escenario de aprendizajes, los aprendizajes significativos y contextualizado, teniendo en cuanta la realidad de cada uno de nuestros estudiantes, nos permitió superar nuestros objetivos estratégicos y lograr las metas”.

El futuro

Sin lugar a dudas, cuando se alcanzan grandes objetivos, las metas a corto y a largo plazo buscan la consolidación de los procesos y eso lo tiene claro la líder de uno de los centros educativos más tradicionales de la ciudad de las avenidas anchas. “Siento que el año pasado logramos establecer ciertos procedimientos y metodologías y para el presente año debemos centrarnos en el hacer, buscando que todos esos proyectos ambiciosos que quedaron en los sueños, se concreten y para esto debemos seguir trabajando. Es indudable que hay muchos aspectos que  mejorar y eso es lo que buscamos siempre,  pensando en nuestros alumnos y alumnas”.

Un mensaje

Cuando se logran objetivos importantes, es necesario mirar atrás y en la medida de lo posible expresar la satisfacción por el trabajo desarrollado para alcanzar las metas. En ese contexto la Rectora Viviana Corco, hace un alto en las labores diarias para reconocer la mística que ha caracterizado a la institución  en el último tiempo. “Hemos realizado un trabajo fuerte para resaltar el reconocimiento diario, puesto que nuestro equipo se siente validado y respaldado por todos y en ese contexto, la creatividad en cada uno de nuestros docentes y asistentes está a flor de piel en nuestra escuela y eso es lo que nos mueve, puesto que estar permanente innovando, mejorando y reconstituyéndonos como comunidad, son las claves para lograr mejores aprendizajes, teniendo presente que nuestros alumnos y alumnas son la vida de nuestra escuela y todos los procesos y mejoras, están en función de ellos”, finalizó.

Así concluimos esta conversación humana y cercana con la Rectora de la Escuela N°1, Viviana Corco, quien nos dejó en claro que el trabajo en equipo, la educación centrada en los aprendizajes y el mejoramiento continuo de los procesos son parte fundamental de la labor que está desarrollando la tradicional Escuela del campamento minero, teniendo presente,  que todos los días se aprende algo nuevo y siempre es bueno plantearse desafíos.